¿Qué es una Vía ferrata?

Una vía ferrata es un itinerario deportivo que transcurre por paredes o macizos rocosos y que está equipado para facilitar la progresión mediante peldaños, clavijas, rampas, pasamanos, grapas, cable y en general todo tipo de elementos que garantizan la seguridad de los aventureros a lo largo de la vertiginosa ruta.
Se trata de una actividad que está a medio camino entre el senderismo de montaña y la escalada. Está hecha para aquellos a los que un simple paseo por la montaña les sabe a poco, pero les da demasiado respeto la escalada o consideran que no están suficientemente preparados. Eso sí, se recomienda que aquellos que vayan a realizar una vía ferrata sean excursionistas un tanto rodados o experimentados en la montaña. Las rutas marcadas con clavijas, cadenas, grapas, etc. suelen llevarte por lugares de gran altura, así que si eres una persona que sufre de vértigo, será mejor que te busques otra actividad más cercana al suelo.
¿Te animás?

sábado, 6 de marzo de 2021

Excursión a la Cueva del Barro.

 Excursión a la Cueva del Barro.

Sábado 6 de marzo de 2021.

A propuesta de Luís Romero, que planteó hacer una visita a la Cueva del Barro, nos juntamos nueve personas en el Alto del Viso y por el camino de las Casas de Valondo ……
 
 
... hicimos la aproximación a la cueva por las Paredes de Valondo, haciendo su senda aérea con unas vistas impresionantes ...

 
... del río Duero hasta llegar a la ventana principal de la Cueva del Barro, también llamada de  las Siete Bocas, por el número de entradas que tiene.



Allí Luís decidió que nos repartiéramos en dos grupos para evitar aglomeraciones en el interior de la cueva y un grupo fue hacia la gran galería y otro  hacia la zona de Las Campanas,

 

donde nos esperaban dos estrechas galerías que hay que hacer mayormente gateando,


 que nos llevaron a las bocas 4 y 5, colgadas del río, saliendo por una de ellas y entrando por la otra de nuevo a la cueva,


 donde después de hacer ese tramo, nos cruzamos los dos grupos para recorrer la zona contraria.

Para sorpresa nuestra, en el pequeño pozo que da acceso a la Sala del Barro, donde antes colocábamos una cuerda, ahora hay puesto unas grapas ferrateras que facilitan bajarlo, pero que le hace perder encanto.

Llegados a la Sala del Barro vimos que el terreno está muy seco y que lo que antes era un barrizal, ahora es un lecho duro, llegando hasta el final de la galería y regresar para juntarnos todos sin novedad en la sala de acceso.


Como salimos con tiempo, Luís propuso visitar también la pequeña cueva de Termancos, que no dista mucho de la del Barro, pero que tiene una boca horizontal en una pradera en la misma orilla del río, entrando  la mitad del grupo.

Una vez acabada la visita a esta segunda cueva, regresamos de nuevo por el camino de Valondo, algo cansados de tanto gatear toda la mañana, pero pensando ya cuando volveríamos a plantear una nueva salida espeleóloga, agradeciendo a Luís que nos hubiera llevado a estas dos cuevas tan cercanas a Soria.

 


 Texto: Alberto Rosa

Fotos: Alberto, Luis.

 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Concurso El Observador de Primera

 Concurso El Observador de Primera   Con el fin de dar a conocer y promocionar el Club Deportivo Vías Ferratas Soria y sus actividades a tr...