¿Qué es una Vía ferrata?

Una vía ferrata es un itinerario deportivo que transcurre por paredes o macizos rocosos y que está equipado para facilitar la progresión mediante peldaños, clavijas, rampas, pasamanos, grapas, cable y en general todo tipo de elementos que garantizan la seguridad de los aventureros a lo largo de la vertiginosa ruta.
Se trata de una actividad que está a medio camino entre el senderismo de montaña y la escalada. Está hecha para aquellos a los que un simple paseo por la montaña les sabe a poco, pero les da demasiado respeto la escalada o consideran que no están suficientemente preparados. Eso sí, se recomienda que aquellos que vayan a realizar una vía ferrata sean excursionistas un tanto rodados o experimentados en la montaña. Las rutas marcadas con clavijas, cadenas, grapas, etc. suelen llevarte por lugares de gran altura, así que si eres una persona que sufre de vértigo, será mejor que te busques otra actividad más cercana al suelo.
¿Te animás?

sábado, 28 de noviembre de 2020

GR-86. El Sendero Ibérico Soriano (Matalebreras - Magaña)

 GR-86. El Sendero Ibérico Soriano 4ª etapa.


 
  Foto:guiadesoria.es
 
 
El domingo 29 de Noviembre de 2020, continuamos con nuestro plan de hacer una salida mensual para recorrernos la provincia de Soria a través del GR 86.
Una cadena de 39 etapas forma el Sendero Ibérico Soriano (conocido por las siglas de GR-86). Conectando más de 60 localidades a lo largo de 880 kilómetros, el sendero descubre una forma distinta de ver la provincia

 

 
Etapa larga de 23 kilómetros, que termina de recorrer la sierra del Madero, uniendo las localidades de Matalebreras y Magaña, pasando por el pueblecito de Montenegro de Ágreda. El camino discurre en su primera mitad sobre pistas y sendas que suben y bajan por las laderas de la sierra del Madero. Su segunda mitad, nexo entre Tierra de Ágreda y Tierras Altas, recorre una zona de tránsito entre las sierras del Madero y Alcarama, entrando en el ronco y agreste terreno del valle del río Alhama.
En esta ocasión, para recorrer este tramo se realizaron dos grupos, uno a pié formado por Elisa, Pilar, Luis, Josean y Sua y otro en bicicleta formado por Jaime, Alfonso, Pilar y Alberto.
Los senderistas empezamos el tramo en el pueblo de Montenegro de Ágreda, ya que el tramo de 3 km que lo une con la salida desde Matalebreras era carretera y decidimos evitarlo.
 
En el pueblo de  Montenegro de Ágreda había una bonita zona con una charca con patos y un cartel informativo del pueblo.


La primera parte de la ruta era cuesta arriba y el grupo ciclista tuvo que desayunar mejor que los senderistas y salió un poco mas tarde.
Después de una hora y media aproximada de andar llegamos al alto de las Vaniegras donde hay un par de antenas y el punto geodésico.

Para acceder a lo alto del punto geodésico había unos peldaños tipo grapas que un grupo como el nuestro no pudo pasar por alto y sin dudarlo realizamos la subida como si de una ferrata se tratase.
Y mientras realizábamos un descanso y nos echábamos unas risas aparecieron nuestros compis ciclistas que se unieron a la fiesta.

 

Después de un rato, nos separamos para continuar cada uno el camino a su velocidad.

Aún les quedaban algunas subidas y querían completar la vuelta alargando algo más la ruta ciclista.
Los senderistas también continuamos un rato más antes de comer por los paisajes rodeados de pinos, encinas y jaras y de unos imponentes molinos.


Antes de llegar a cruzar la carretera que une los pueblos de El Espino y Trébago, paramos a comer en una pradera bien soleada, la verdad es que para ser finales de noviembre, nos hizo un tiempo espectacular y salvo al principio que había algo de niebla, el resto del día fué soleado y con muy buena temperatura.
 
 La ruta en general fue muy variada, bosques, sierras, y buena sombra.
 
Una de las cosas más bonitas del senderismo es poder compartir el camino con buena gente y como no podía ser de otra manera, la buena conversación no faltó en todo el recorrido.


En resumen fue una ruta bonita, variada de paisajes y bien trazada, faltaba algo de señalización, pero en esta ocasión estaba bastante bien balizada para lo que nos estamos encontrando, aunque hemos visto que es necesario llevar la ruta en el gps y usarlo más de una vez.
Tanto el grupo senderista como el ciclista, disfrutamos de la jornada, siendo esta una ruta cómoda para andar a pesar de la distancia, que aún siendo de más de 20 km, no se hizo para nada pesada, si no al revés, siendo esta muy entretenida.

El último tramo, ya llegando a Magaña es muy bonito y con unos paisajes que nos dan la bienvenida a lo que nos vamos a encontrar a partir de ahora en la zona de Tierras Altas.


Magaña con su castillo guerrero con siete torres cilíndricas. Típica fortificación del siglo XV, propiedad del Marqués de Vadillo y recinto protector de las tropas que vinieron a recuperar Soria de los franceses, era nuestro destino y para la próxima ruta será nuestra salida hacia San pedro Manrique, te apuntas?

 Luis. "... Ruta bonita, mucho arbolado, bonito día, buen acompañamiento y el kilometraje perfecto..."
 
 
 
 

Cueva de Fuentemolinos (Burgos), Ferrata de Silanes y Ferratas de Sobrón.

Cueva de Fuentemolinos (Burgos), Ferrata de Silanes y Ferratas de Sobrón.  Hace un tiempo que nuestro compañero Luis tenía en mente visitar ...