¿Qué es una Vía ferrata?

Una vía ferrata es un itinerario deportivo que transcurre por paredes o macizos rocosos y que está equipado para facilitar la progresión mediante peldaños, clavijas, rampas, pasamanos, grapas, cable y en general todo tipo de elementos que garantizan la seguridad de los aventureros a lo largo de la vertiginosa ruta.
Se trata de una actividad que está a medio camino entre el senderismo de montaña y la escalada. Está hecha para aquellos a los que un simple paseo por la montaña les sabe a poco, pero les da demasiado respeto la escalada o consideran que no están suficientemente preparados. Eso sí, se recomienda que aquellos que vayan a realizar una vía ferrata sean excursionistas un tanto rodados o experimentados en la montaña. Las rutas marcadas con clavijas, cadenas, grapas, etc. suelen llevarte por lugares de gran altura, así que si eres una persona que sufre de vértigo, será mejor que te busques otra actividad más cercana al suelo.
¿Te animás?

lunes, 20 de enero de 2020

Fin de Semana por las Merindades en Enero, Burgos.

Finde por las Merindades, Burgos. 

Sábado 18 de enero de 2020.

El sábado por la mañana con una previsión de tiempo muy desfavorable, comenzamos la aventura de este fin de semana. Las previsiones de tiempo, daban frio y nieves, pero por suerte decidimos continuar con lo planeado y eso hizo que pudiésemos pasar un par de días muy completos de actividades y buenos ratos.

A las 8:00 salíamos de Soria , Alberto, Luis, Esther, Goyo, Isa e Isabel y Jose Antonio y nos dejábamos a Álvaro que le hubiese gustado acompañarnos, pero un incidente de última hora, le imposibilitó la salida.
La primera parada estaba en el Dolmen de Cubillejos, en el KM 460 de la carretera de Burgos. El camino de acceso no estaba muy bueno, pero la buena conservación del dolmen lo compensaba.

Estuvimos un rato, buscando los grabados y haciéndonos unas fotos, sin imaginarnos que a pesar de las ganas con las que iniciábamos el viaje, lo que nos depararía el fin de semana, superaría con creces las expectativas que teníamos.
 

Después de esta primera visita, continuamos hasta Sotopalacios a tomar un café y almorzar.
De allí nos dirigíamos a Orbaneja del Castillo, pero antes de llegar y completamente de casualidad, Isa nos habló del Pozo Azul, situado en Covanera, por la que casualmente  estábamos pasando en ese mismo momento y sin tener que desviarnos siquiera de nuestra ruta hicimos una parada y pudimos disfrutar de este mágnifico nacedero muy conocido en el mundo del espeleobuceo y que va a parar al Rio Rudrón.






Las imágenes casi no pueden hacer honor a los magníficos colores azules y verdosos de esas aguas cristalinas.
Fue en este momento donde empezamos a darnos cuenta de que la flexibilidad del grupo para variar lo programado, iba a hacer de este viaje, una aventura para nuestros sentidos.
A continuación nos dirigimos a Orbaneja del Castillo, característico por su paisaje kárstico modelado por el agua. En la parte superior del pueblo se encuentra La Cueva del Agua, de ella parte un arroyo que atraviesa la población para después caer en cascada en dirección al rio Ebro.




Orbaneja es un pueblo que no deja indiferente, ni para los que ya lo conozcan, pues independientemente de la época del año y del caudal del agua, hace que el visitante siempre traslade su mente al mundo de lo rural integrado plenamente en la naturaleza con sus construcciones de piedra perfectamente integradas junto al cauce de las cascadas que discurren atravesando el pueblo.

Proseguimos nuestro viaje hasta Soncillo, donde comimos en bar situado junto a la carretera, aconsejados por unos paisanos de la zona.


Al terminar de comer el sol nos hizo desear ilusionados una buena tarde para poder disfrutar de la visita guiada que teníamos prevista realizar en la cara sur del túnel de la engaña, de mano de la asociación ASHEF. Pero el sol, duró poco y según nos acercábamos la lluvia hizo su presencia y ya no nos abandonó hasta el domingo por la mañana.

Pero eso no nos hizo desistir de nuestra pretensión de pasarlo bien y conocer de primera mano la historia de la colonia obrera y la fallida construcción de la linea ferroviaria Santander - Mediterráneo, y de lo que aconteció precisamente en La Engaña y determinó el futuro de esta infraestructura e indirectamente incluso el futuro de nuestra casa, Soria, que tristemente se ha visto afectada por la despoblación debido entre otras causas a la falta de infraestructuras como esta que no llegó a ponerse en marcha y que de haber funcionado, hubiese supuesto riqueza para nuestra tierra junto a otras.
Llegamos al almacén de la estación de La Engaña Sur, donde nos esperan Dunia, la presidenta de la asociación con la que habíamos contactado para recibir la visita guiada y dos colaboradores que se unieron a nuestro grupo para compartir dicha visita.



Lamentablemente la lluvia no nos permitió el disfrutar como nos hubiese gustado de esta visita, pero la magnifica explicación de nuestra guía junto con su entusiasmo, hizo que nuestra mente se pudiese trasladar a lo allí acontecido de una manera perfectamente documentada y con una gran variedad de detalles y anécdotas, fruto de 6 años de investigación y entrevistas a personas que vivieron allí o descendientes de aquellos.
Terminamos la visita pasados por agua y nos dirigimos al albergue de Santelices, destinado a peregrinos del camino de Santiago que pasa por esta zona y a Espeleólogos, donde pasaríamos la noche.


Después de tomar unas cerves en el bar del pueblo, nos acercamos al albergue a prepararnos la cena y allí pudimos compartir un buen rato con su propietario, Chuchi, con el que compartimos experiencias de espeleología  y a su vez nos informó de la zona y de lo que podríamos ver para futuras visitas.
Domingo 19 de enero de 2020
A la mañana siguiente después de desayunar y ya sin que lloviese, pusimos rumbo al parque natural de Ojo Guareña, donde vimos el sumidero en el que desaparecía el rio Guareña y ponía nombre al parque.


Recorrimos la zona y disfrutamos de lo bien que estaba integrada la ermita de San Bernabé en las cuevas y en el entorno rocoso que la cubría.




Una vez más la buena disposición del grupo hizo que volviéramos a variar lo programado y en lugar de hacer la marcha de senderismo que teníamos programada, fuésemos al parque natural del Monte de Santiago, entre la frontera de Burgos y Álava, donde pudimos ver el famoso Salto del Nervión con agua, pudiendo disfrutar de la grandeza del salto más alto de España (más de 220 metros) y segundo de Europa, además de ser el origen de la ria de Bilbao.


Dejamos los vehículos en el parking situado junto al centro de interpretación del parque y desde allí tras dos kilómetros por un camino en buen estado, llegamos al mirador y nos encontramos con ese magnífico espectáculo.Después de empaparnos con la magnitud de estos paisajes, volvimos a los vehículos a través del hayedo, viendo las antiguas loberas y una cueva que nos encontramos por el camino.

 
Más tarde fuimos a comer al pueblo de Berberana, en el restaurante Amparo, donde recuperamos fuerza y de donde salimos hacía nuestro nuevo destino. Las Cascadas de Tobera.




Empezamos el recorrido en el parking de la ermita y fuimos visitando el transcurso del agua y sus saltos a lo largo del pueblo.





 Ya finalizando fuimos al pueblo de Frias, una villa con título de ciudad desde 1435, que también es la ciudad más pequeña de España.



Donde dimos un pequeño paseo y tomamos un café para despedir el fin de semana y vuelta a casa pensando ya en la próxima salida.


Crónica dedicada a nuestros compañeros y compañeras del Club Vías Ferratas de Soria que no pudieron acompañarnos y que les hubiese gustado. 

Y otra cosa que se volvió a demostrar es que no dejéis nunca que el hombre del tiempo, decida por vosotros, pues os perderéis grandes experiencias, ya que al final apenas hizo frio y no nevó nada pese a que estuvimos a casi 1500 metros.

Autor:Jose Antonio.
Fotos: De los participantes.














Cueva de Fuentemolinos (Burgos), Ferrata de Silanes y Ferratas de Sobrón.

Cueva de Fuentemolinos (Burgos), Ferrata de Silanes y Ferratas de Sobrón.  Hace un tiempo que nuestro compañero Luis tenía en mente visitar ...