¿Qué es una Vía ferrata?

Una vía ferrata es un itinerario deportivo que transcurre por paredes o macizos rocosos y que está equipado para facilitar la progresión mediante peldaños, clavijas, rampas, pasamanos, grapas, cable y en general todo tipo de elementos que garantizan la seguridad de los aventureros a lo largo de la vertiginosa ruta.
Se trata de una actividad que está a medio camino entre el senderismo de montaña y la escalada. Está hecha para aquellos a los que un simple paseo por la montaña les sabe a poco, pero les da demasiado respeto la escalada o consideran que no están suficientemente preparados. Eso sí, se recomienda que aquellos que vayan a realizar una vía ferrata sean excursionistas un tanto rodados o experimentados en la montaña. Las rutas marcadas con clavijas, cadenas, grapas, etc. suelen llevarte por lugares de gran altura, así que si eres una persona que sufre de vértigo, será mejor que te busques otra actividad más cercana al suelo.
¿Te animás?

lunes, 6 de noviembre de 2017

Resumen de los Talleres de Septiembre, Octubre

Taller de Iniciación y de perfeccionamiento .

30 de Septiembre y 1 de Octubre

El sábado 30 de septiembre tuvo lugar el segundo taller del año de iniciación a las Vías Ferratas. Taller destinado a toda aquella persona que quiere conocer este deporte de mano de un técnico especializado en montaña.

 Las Vías ferratas tienen pocas técnicas que aprender, pero las pocas que tienen, es necesario saber realizarlas bien y conocer el matrial adecuado para la realización de estas con total seguridad.

En esta ocasión fueron cinco personas las que de la mano de la empresa de montaña Guias Cara Oculta, se iniciaron en este deporte, pasando una jornada de aprendizaje y buenas sensaciones.

 El taller contó con una parte teórica, sobre graduación de ferratas, material basico y su funcionamiento, y seguridad.
 Después de la teoría, vino la práctica....
 ... y la diversión bajo la atenta mirada de los dos técnicos que acompañaron esta actividad.
 Las Vías ferratas son una manera fácil y atractiva de acercarse al mundo de la montaña y de la escalada de una manera divertida y segura.








Después de la actividad , tocó compartir experiencias y un poco de feedback con los compañeros.

Paralelamente al taller de iniciación y durante todo el fin de semana, tuvo lugar el primer taller de perfeccionamiento del club.

 Al igual que el de iniciación , contamos con una parte teórica y otra práctica.
 Durante las dos jornadas se trabajaron temas más específicos para vías ferratas.
 Vimos técnicas para asegurar y progresar encordados.
Asegurar en pasos de dificil acceso.
 Rappeles y abandonos de vía.
 Autoaseguramiento en progresión y rappeles.
 Corrección de errores habituales.
 Diferentes materiales, cuerdas y aparatos de descenso y aseguramiento.
 y por supuesto, seguridad.
 No faltaron las risas y las buenas sensaciones.




Un fin de semana muy completo con nuestros amigos de la empresa Guías Cara Oculta, en Calcena.

A continuación unas fotos de una pequeña escapada que hicimos mientras se preparaba el taller de Iniciación, con nuestros amigos, Isabel y Jaime que se acercaron a pasar un rato con nosotros.



 También exploramos una cueva que estaba cerca de Calcena. y quisimos dejar nuestras iniciales VFS en el museo de barro existente.



jueves, 2 de noviembre de 2017

Por la Serranía de Ronda 2ª Parte.

Continua de : "Por la Serranía de Ronda, 1ª Parte."
(22-24 de septiembre de 2017)

Nos despedimos de nuestros nuevos amigos no sin que antes nos  indicasen como acometer dos nuevas vías ferratas en tiempo récord. Resulta que de vuelta a Ronda pasamos por dos pueblos limítrofes, Benadalid y Benaluría, separados por  siete kilómetros. En la sierra que comparten, cada población tiene una ferrata,  y éstas se encuentran a escasos cincuenta metros una de otra. Decidimos subir por la de Benadalid (k3),  crestear hasta encontrar la salida de la de Benaluría (k2), y descender por ella.


La primera ferrata, llamada del Techo, es básicamente una prolongada subida.


Nos tomamos la subida con calma y dándonos bastante distancia.




A mitad de subida nos reagrupamos para comentar la jugada.

Una nueva tirada y ya estaremos en la cumbre.
Una vez en la cima buscamos la salida de la ferrata de Benaluría llamada de la Canal y empezamos a descenderla.

Como veis empezamos recorriendo un pequeño puente nepalí para ir descendiendo por este bonito cortado.




Un corto descenso para afrontar otro puente hasta la pared de enfrente.




Un pequeño descanso para fumarse un purito…




Y colgarse para disfrutar de las vistas.






Tras descender otro tramo, ya por fuera del desfiladero, llegamos al final de la ferrata.
 Con las últimas luces del día retornamos a Ronda. Tras hacer un poco de turismo y tomar algo en las terrazas de este bonito pueblo, nos dirigimos a buscar la vía del Tajo de Ronda. Al parecer  se trata de un antiguo atajo vertical usado antiguamente por los campesinos del pueblo, que se ha reequipado con cable de vida.  Está calificada como K1.



La vista del Puente Nuevo iluminado desde el interior del desfiladero es realmente hermosa.


(La  noche hace que sea difícil encontrar el lugar adecuado para hacer una buena foto… ji, ji, ji)
El domingo por la mañana  nos desplazamos al cercano pueblo de Benaoján  para realizar la vía ferrata que lleva su nombre. Es un recorrido corto y vertical calificado como K3.



La ferrata está a la entrada del pueblo.


 

La vía cuenta con un par de desplomes juguetones.


Y un corto puente tibetano.


Una vez finalizada la ferrata regresamos al pueblo por una senda que nos deja en el pueblo , no sin antes tener que atravesar una finca particular que estaban vallando (y charlar un rato con el paisano… jo, jo, jo).
Decidimos dar por finalizadas las actividades e iniciar el viaje de regreso,  pero a los pocos kilómetros un cartel en la carretera nos hizo parar para visitar la Cueva del Gato.


De la cueva, que se adentra cuatro kilómetros no visitables, brota un río de cristalinas aguas, conformando un bucólico paraje.
Tras la visita emprendemos definitivamente el camino de vuelta.  Hemos recorrido muchos kilómetros, sí, pero nosotros nos quedamos  con las carcajadas y los buenos ratos, “que también hubo un montón”. (Como iba cantando Ana mientras atravesábamos la piel de toro: “me parece sórdido y aún diría tétrico, someterlo todo al sistema métrico”… jua, jua, jua)


Hasta la próxima.








Cueva de Fuentemolinos (Burgos), Ferrata de Silanes y Ferratas de Sobrón.

Cueva de Fuentemolinos (Burgos), Ferrata de Silanes y Ferratas de Sobrón.  Hace un tiempo que nuestro compañero Luis tenía en mente visitar ...